Busca aquí tu Horoscopo, escribe Horoscopo y tu Signo y pulsa en buscar

El Vello Pubico

¡Parece que nos cambiaron de cuerpo! ya no somos las niñas de antes, ahora nos estamos transformando en unas lindas mujercitas. Repentinamente comenzaron los cambios, con las visitas de Andrés, una vez al mes, los cambios en nuestro pecho y ese vello que crece donde antes no teníamos.
Todos los cambios que tenemos en nuestro cuerpo en un principio son extraños y molestos, pero al pasar el tiempo te darás cuenta que todo eso te hace ser más linda de lo que eres.
El vello púbico es bastante incómodo y raro cuando comienza a crecer, pero eso nos demuestra que estamos cambiando de ser unas pequeñas niñas a ser unas hermosas mujercitas. Puede que no te guste como se ve, pero sólo es cosa de costumbre, recuerda que eso será parte de nuestro cuerpo hasta que seamos viejitas.
Todo ésto es parte de nuestro proceso de crecimiento, estamos entrando a la pubertad y no es algo de lo que debemos avergonzarnos.
Cuando a mi me comenzó a salir este tipo de vello, me sentía invencible, sabía que me estaba convirtiendo en toda una mujer y que nada me iba a parar. Gracias a ese sentimiento positivo que tuve frente a mis cambios, saque las fuerzas para prepararme psicológicamente a todo lo que venía por delante.
El vello púbico crece en la zona genital, la entrepierna y algunas veces en la parte superior de los muslos, y no es que él pelo sea nuevo, nosotros desde que nacemos tenemos pelos en todo nuestro cuerpo, pero cuando somos grandes en ciertas partes se oscurece, engruesa y en ocasiones se riza aunque tengas el cabello liso. Todo depende de cada una, no es que todas sean iguales.
El vello nos comienza a crecer lentamente hasta completar toda la zona púbica, puede tardar alrededor de tres años crecerte por completo, así que tranquila no te pongas nerviosa, todos los cambios que tengamos de aquí en adelante son procesos lentos que debemos esperar con calma.
Alrededor de los 11 años comenzará a crecerte vello en las axilas, al principio será delgado y suave, así que te recomiendo que no te rasures para que no se vuelva abundante y grueso. No te impacientes, a veces nos avergonzamos por tener unos cuantos pelitos ahí y no se notan. Cuando ya te incomoden te recomiendo que lo hables con alguien cercano y vayas a depilarte, lo ideal es que sea con cera, ya que ésta abre tus poros con el calor y los saca de raíz. La depilación en frío al contrario te irrita y aumenta el volumen del poro.
Esta recomendación de depilación es para todas las áreas del cuerpo. La cera puede sacarlos de raíz y al ser caliente abre el poro, sacándolo completamente y luego al terminar se vuelve a cerrar. A diferencia de la afeitadora que se saca en frío, corta el pelo y finalmente va dejando tus vellos similares a la barba de un hombre.
Todo puede verse complicado en este momento de tu vida, pero con el tiempo te darás cuenta que es cosa de costumbre y parte de la vida. No te preocupes, aprende a vivir con los cambios que hay en tu cuerpo, quiérelo y consiéntete, que todo tiene el maravilloso objetivo de convertirte finalmente en una hermosa mujer.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

tay pasa a pepa chuchetumare

Publicar un comentario en la entrada